MÁS SENSACIONES CON LA CLASE DE LAS PROFESORAS DEL WUTÁN III

image1

Merchi González

“Me ha parecido algo muy bonito de practicar. Realmente me gustó porque había tenido sensaciones nuevas o que quizás hacía tiempo que no experimentaba. Era como si anduviese yo sola sin nadie en un mundo raro. Parecerá épico que hable de esta manera de este tema, pero es lo que realmente sentí. Al principio, al hacer Chi Kung, me molestaban las piernas, pero lo que más me relajaba era la voz de Ana López porque inspiraba tranquilidad. Mi parte favorita fue la meditación, ya que nunca lo había practicado y conectaba fuertemente con mi “yo” interior y desconecté bastante con mi “yo” exterior. Me encantaría repetirlo todo, pero sobre todo el momento cuenco tibetano-yo.

Lo pasé realmente bien en el taller porque a parte de que me gusta practicar Chi Kung, no me sentí rara. Era como estar en “familia” y en total confianza; creo que sería la naturaleza de todo y la belleza que había en ella lo que habría que destacar. Me llamaron mucho la atención las formas de espada y de abanico porque era como lo más duro y suave a la vez que había visto jamás; es decir, una espada en términos tradicionales culturales es signo de dureza y valentía, pero Ana la hacía suya y la volvía muy vuave ante todos.”

image2

Lourdes González, Fátima, Elena, Andrea y Ana.

Lourdes González

“El taller de Chi Kung me pareció una forma estupenda de traernos aquí todo su trabajo diario y compartir con nosotros tanto talento a nivel personal (Ana López y su espada) y colectivo (las profesoras del Wután y sus alumnos). Lo que más me gustó de este día, uno de los mejores de la semana cultural, fue cuando Ana dijo que íbamos a hacer un poquito de meditación. Cogió un cuenco tibetano metálico y empezó a dar vueltas alrededor de él. Cerré los ojos y comencé a relajarme. Cada vez queescuchaba el sonido prolongado del cuenco sentía que sería la única que lo estaría escuchando y cuando dio el golpecito y volví a abrir los ojos, noté que el mundo con mis compañeros seguía ahí. Me llevó a partes de mí desconocidas.”

Andrea Pastor

“La práctica me ha encantado. El recibimiento que les hicimos fue muy guay y nos metió en ambiente. Durante la sesión de práctica, la profesora nos ayudó a mejorar nuestras posturas. La meditación me dejó muy relajada y sentí que nacía en mí una nueva persona. Su forma de hablar tan dulce me gustó mucho. Nos trataba con mimo y me emocionó cuando nos invitó a visitarla en “su casa”[…]

Lo que más me llamó la atención de todo fue la forma de la espada. Me gustan mucho y cuando vi cómo la manejaba me quedé embobada. Fue muy chulo todo, los abanicos y la historia que nos contó Maribel de para qué la usaban.”

Fátima Peralbo

“El taller de Chi Kung fue muy relajate y la exhibición preciosa. Aprendí mucho, un arte nuevo como el de la espada, del que no sabía nada hasta ahora.  También me dio mucha vida el baile del león. Todo fue maravilloso y me gustaría preguntarle a estas profesoras qué sintieron la primera vez que practicaron este arte milenario.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s